Imagen Alimentación de un niño en edad escolar

Alimentación de un niño en edad escolar

Compartir

Para un menor en educación primaria lo ideal es una dieta equilibrada, que esté basada en el plato del bien comer, que ahora forma parte de la norma oficial mexicana. Esto afirmó, en entrevista, la licenciada Ana Isabel Gómez Pinal.

Banner promocional

La especialista en nutrición pediátrica nos aclaró que el plato del buen comer se refiere a una dieta correcta, que sea adecuada en cantidad, suficiente para la persona, variada y completa, además de que debe ser inocua, es decir, que no debe causar daño.

En cuanto a los nutrimentos, es decir hidratos de carbono (carbohidratos), proteínas y lípidos, es necesario, dijo, que haya un equilibrio, en el que la mayor parte, un 55%, se dé por los hidratos de carbono, un 15 % por las proteínas y un 30 % por las grasas (lípidos). Para un menor deben de aplicarse estos porcentajes distribuidos en cinco tiempos, es decir, desayuno, colación, comida, colación vespertina y cena. Es muy importante que no pasen más de cuatro horas entre una comida y la siguiente, así como que cada uno de los tiempos debe incluir carbohidratos, proteínas y lípidos.