• MEDICABLE

Los 8 secretos del lenguaje corporal para citas y entrevistas de trabajo.


Por M. H. Espinosa

¿Sabías que la mayor parte de la comunicación se da de manera no verbal?



Cuando dos personas están una frente a la otra, el 93% de la comunicación se da de manera no verbal. La forma en la que se mueven las manos, los gestos con los músculos de la cara, el movimiento de los ojos, la manera en la que está colocado el cuerpo, todo es parte del intercambio de información entre personas. La mayoría de las veces este proceso se da de manera inconsciente; el lenguaje corporal suele ser el espejo de las emociones de la persona, mientras que el lenguaje verbal es una salida consciente y formal de la información. Por lo regular, cuando el lenguaje corporal de una persona y sus palabras son discrepantes se trasmite la idea de que la persona no es digna de confianza, que está mintiendo, o que algo oculta. Un psicólogo alemán llamado Albert Mehrabian, en la década de los 80, concluyó que la comunicación se puede entender de la siguiente manera, en una conversación cara a cara la información se divide así:


55% lenguaje corporal

38% tonalidad de la voz, ritmo y volumen

7% las palabras


A estos porcentajes se les conoce como la regla de “7-38-55” o la regla Mehrabian. Una incongruencia entre la información que se recibe de estos porcentajes puede resultar en perder el interés de tu ligue o que no te llamen para la siguiente etapa de entrevistas para tu dream job.


La buena noticia es que tú tienes control sobre estos porcentajes todo el tiempo y, con un poco de práctica, puedes hackear el sistema.



Compara el precio de tus medicamentos y ahorra.



Antes de abordar de lleno los 8 secretos para tener más éxito con tus ligues o en una entrevista de trabajo, es necesario hacer una pausa para destacar que TU lenguaje no verbal también te afecta a TI…. ¡¿Cómo?! ¡¿Qué?! Bueno, investigaciones recientes han demostrado que la forma en la que colocas tu cuerpo tiene una consecuencia a nivel hormonal en tu organismo. La psicóloga social Amy Cuddy, con su estudio de “Posturas de Poder”, por parte de la Universidad de Harvard, descubrió, con un grupo de estudio, que las personas que tomaron una postura de poder por 2 minutos tenían bajos niveles de cortisol (la hormona del estrés) y altos niveles de testosterona (la hormona del poder). Mientras que las personas que adoptaron una postura de sumisión por 2 minutos tenían las hormonas del estrés mucho más altas que las hormonas del control/poder. Con sólo dos minutos de una postura el cuerpo reacciona a nivel hormonal… ¿Qué postura tienes en este momento? Cuando un individuo tiene bajos niveles de cortisol y altos niveles de testosterona tiende a ser optimista, asertivo, participativo, manifiesta facilidad para razonamientos abstractos y está dispuesto a tomar riesgos; básicamente es un líder o una persona empoderada. Mientras que cuando el cuerpo tiene altos niveles de cortisol y bajos niveles de testosterona se manifiesta una conducta altamente reactiva, muy irritable; a su vez, altos niveles de cortisol por periodos prolongados están asociados con la destrucción del tejido corporal.1 Toma un momento para reflexionar sobre lo poderoso que es tu cuerpo y lo mucho que puede hacer por ti y tu salud con sólo tener un lenguaje no verbal adecuado.



A continuación, te dejo 8 puntos claves para comunicar confianza, seguridad y poder al estar cara a cara con tu crush o con tus jefes, pero aún más importante, para que TÚ te comuniques a TI mismo seguridad, asertividad y poder.


1. Hablar despacio


Uno de los factores que distinguen a las personas seguras de sí mismas y a los grandes líderes mundiales es que no hablan rápido. Si lo pones en duda busca en YouTube los discursos de Martin Luther King, Thich Nhat Hanh, Marisa Peer, o cualquier persona que admires, y observa y estudia la velocidad a la que hablan. Por lo general hablan lento, con un volumen de voz bajo, esto es uno de los factores que llevan a los demás a pensar que tienes mucho control sobre tus ideas y sobre tu persona, lo cual inspira mucha confianza en tu interlocutor. Por el contrario, cuando una persona habla muy rápido da la impresión de estar nerviosa o de estar asustada, es difícil seguir lo que dice y la atención se disuelve con facilidad.


2. No muevas tus manos de manera extravagante


Todos hemos visto a una persona mover excesivamente las manos al hablar y, lejos de ser una experiencia memorable, suele ser objeto de burlas, con expresiones como: “si le cortas las manos se queda mudo” y ese tipo de ideas. Si quieres utilizar tus manos al hablar procura hacerlo de manera selectiva, no todo el tiempo, sólo para enfatizar una idea cuando es necesario. El uso excesivo de las manos, junto con la gesticulación dramática en el rostro, es adecuado para un comediante o un prestidigitador, pero no va a inspirar confianza en tu ligue, ni en el entrevistador para tu chamba.

3. Mantén tu barbilla paralela al piso


Cuando el mentón se inclina hacia abajo es una indicación de timidez, miedo, o remordimiento, mientras que subir la barbilla puede ser percibido como altivez. En una entrevista de trabajo no quieres proyectar ninguna de esas dos ideas, es mejor mantener tu cabeza neutral, esto indica que estás cómodo y tranquilo en la situación. Tampoco inclines tu cabeza hacia los lados, esto es percibido como una señal de confusión o duda.


Médicos especialistas cerca de tu domicilio. Da click en el Directorio de Salud Medicable AQUÍ




4. Hombros hacia atrás y hacia abajo


Este es uno de los puntos más importantes, tu postura es una de las piezas clave. Mantén tu espalda derecha, buena postura, nada de jorobas, hombros lejos de las orejas, respiración profunda. Ve sumando los puntos anteriores, imagina a una persona con una excelente postura, que habla despacio, claro, en volumen bajo, con su cabeza neutral hacia ti, que utiliza sus manos de manera moderada y asertiva ¿Qué sentirías al estar frente a frente? ¿Cuándo actúas tú así? Una persona así te trasmite seguridad, tranquilidad, esa sensación de control sobre uno mismo y veracidad sobre sus palabras.


5. Contacto visual


Muchas personas prefieren dar malas noticas o tener las “conversaciones incomodas” por medio de redes sociales, principalmente porque así no tienen que sostener la mirada de la otra persona. No caigas en esta trampa y pierde el miedo de hacer contacto visual. El ver a los demás a los ojos es increíblemente importante y poderoso, sin embargo, debe hacerse de manera correcta. No parpadees excesivamente, ni tampoco evites parpadear en absoluto. En el primer escenario vas a trasmitir nerviosismo y en el segundo, que eres un asesino serial; parpadea de manera natural, no lo pienses mucho. Evita mirar el piso o tus zapatos, ya que eso es una señal de timidez o tristeza. Marisa Peer recomienda imaginar que todas las personas que conoces tienen un letrero en la frente que dice: “hazme sentir importante”; decirle a alguien en una cita: “cuéntame sobre ti”, mientras haces contacto visual, justo va a hacer sentir a la otra persona especial e importante.


6. No juegues con tu cabello, ni con tu joyería


En especial durante una entrevista de trabajo evita jugar con tu pluma, tu cabello, tu joyería, o retorcer tus manos una sobre otra, ya que todo eso es una señal de timidez. Busca permanecer quieto en tu asiento, como tu maestra de primaria te obligó a aprender, sin estar cambiando de postura en la silla constantemente. El poder se expresa con una postura estática, nunca ves a la mujer maravilla dando brinquitos en su silla, ni a Batman jugando con los accesorios de su cinturón mientras amenaza al villano, ya que el poder se expresa en una postura relajada y quieta. Manifiesta el lenguaje no verbal de un súper héroe y notarás el efecto en tu cerebro.


7. Es evidente cuando estás aburrido


Cuando una persona no quiere estar en un lugar o ya se aburrió de la conversación, su cuerpo va a empezar a girar hacia la salida. Si tu entrevistador de trabajo, tu jefe o tu prospecto amoroso te está hablando de algo aburrido evita girar tus hombros, caderas o rodillas hacia la puerta de salida. Haz un esfuerzo consciente porque tu cuerpo se mantenga posicionado enfrente de la persona con la que hablas, al menos que quieras trasmitir ese aburrimiento.


8. Mantén tu boca hidratada


Por extraño que pueda parecer, existe una correlación entre una boca húmeda y un estado hormonal y emocional relajado. Cuando se experimenta miedo la boca se seca, igualmente cuando estás en una situación estresante tu boca pierde su hidratación. Una de las razones del por qué los humanos nos besamos antes de tener sexo es justamente porque una boca húmeda manda la señal al cerebro de que todo está bien, y eso inmediatamente te relaja.2 Si durante tu entrevista de trabajo sientes nervios, estrés o miedo, toma un trago de agua, si puedes demora un segundo antes de tragar, para tener ese efecto de hidratación, baja tus hombros y continúa.



Pon en práctica estos consejos y observa en dos minutos el enorme efecto en tu vida. Si te gustó este artículo compártelo con tus amigos, y si tienes dudas o curiosidad sobre este tema ponte en contacto conmigo por medio de mis redes sociales:


Yoga Love México

Yoga Love Mexico

www.yogalovemexico.com

“Lokah Samastah Sukhino Bhavantu”

Que todos seamos libres y felices.



______________________________________________________________________

1 https://www.tedxbarcelona.com/2016/11/30/sabias-que-el-lenguaje-corporal-moldea-tu-personalidad/ (google) recuperado el 23-01-2020.

2 Marisa Peer, https://marisapeer.com/ (google) recuperado el 23-01-2020.

19 vistas

Copyright © 2020 Medicable. Todos los derechos

  • Twitter - Círculo Negro
  • YouTube - Círculo Negro
  • Instagram - Negro Círculo
  • Facebook - Círculo Negro