• MEDICABLE

Nutrición de tu bebé durante el primer año.


Cuando nace nuestro hijo sentimos un deseo enorme de facilitarle la vida, de que siempre esté bien y de darle todo lo que podamos. Todos sabemos que esto no es posible, pero en materia de nutrición, sí podemos hacer mucho por nuestro chiquito y no es solamente darle bien de comer y que lo disfrute. En nuestro país, donde la obesidad infantil y juvenil es ya un grave problema de salud pública, podemos ofrecerle una buena alimentación, variada y nutritiva que sentará las bases de hábitos alimenticios sanos.


Inicialmente y hasta el año de edad la base de la alimentación del bebé debe ser la leche, lo ideal es que sea leche materna, pero en los casos en que esto no es posible las fórmulas lácteas ofrecen una excelente fuente de nutrición que le proporcionará los nutrientes que necesita para desarrollarse a su máximo potencial.



En caso de alimentar a tu chiquito con leche materna en biberón o fórmula láctea es indispensable que durante el primer año laves y esterilices perfectamente los biberones, chupones y tapas, por lo que es muy recomendable un buen esterilizador que sea funcional y sencillo de utilizar. También es importante esterilizar los chupones de entretención o cualquier otro juguete que el bebé se lleva a la boca. Como la leche del pecho es tibia los bebés se sienten más cómodos cuando el biberón no viene directamente del refrigerador, para lo que es buena idea también contar con un vaporizador de biberones.



Médicos Pediatras cerca de tu domicilio. Da clik en el Directorio de Salud Medicable




La mayoría de los pediatras recomiendan introducir los alimentos sólidos poco a poco, alrededor de los seis meses de edad. Empezando por las verduras y después con frutas. Es buena idea hacer papillas de cada una por separado, porque además de que él puede empezar a conocer los diferentes sabores, facilita el determinar ante cuál alimento pudiera el bebé haber tenido una reacción adversa. Más tarde los pediatras recomiendan introducir pollo y pavo, para después incluir en su dieta ternera y finalmente jamón o puerco y pescado. Para esto es buena idea hacer papillas de verdura con la carne. No importa que el bebé tenga dientes desde los pocos meses; es recomendable que en un inicio la papilla esté perfectamente molida. Más tarde (aproximadamente después del año) el bebé encontrará interesante y delicioso que en su papilla aparezcan pequeños trocitos de comida.


Es muy importante consultar a tu médico respecto del momento en el cual puedes introducir un alimento nuevo y cualquier reacción adversa informárselo inmediatamente.


Alimentación para niños de 1 a 2 años.

Video recomendado



Copyright © 2020 Medicable. Todos los derechos

  • Twitter - Círculo Negro
  • YouTube - Círculo Negro
  • Instagram - Negro Círculo
  • Facebook - Círculo Negro